YA NO BEBO MÁS

Mañana no bebo más. Me encuentro fatal, todo me da vueltas y huelo a licorería. Acabo de fumarme un cigarro y tengo ganas de vomitar. Qué asco. Mañana no bebo más de verdad, me da todo vueltas, espero ser capaz de dormirme.

Buff. Será mejor que me tome una copa de cava más. El cigarro me ha sentado mal, me voy a tomar una copa y cuando se me baje el mareo me voy a la cama… Y ya mañana no bebo; esta actitud es ridícula, no me lleva a ningún lado, me duele el estómago y seguro que mañana me cuesta levantarme. No puedo seguir así, quiero tener ganas de vivir y este comportamiento no me está ayudando.

Oye, pues no me ha sentado nada mal la copa, me voy a tomar otra, me relajo y me voy a la cama.

Estoy a gusto, otra más.

Y otra.

5 meses después:

Son las 5 de la mañana, me quedan 3 horas para entrar en el trabajo. No me puedo dormir, me tiembla todo el cuerpo, tengo frío. No sé qué hacer; en el trabajo no van a aguantar una excusa más. Estoy por tirarlo todo por la borda, irme al “Trote”, el after del barrio donde están todos los ´mataos´, dejarme envolver por la gente, tomarme una copa, dos, tres, las que hagan falta para matar este sufrimiento y luego volver a dormir; levantarme a las 5 o a las 6 de la tarde, ir al bar “La corriente” a tomar un bocadillo y empezar a pedirme botellines hasta que vuelva a anochecer. No puedo más. No quiero ir a trabajar, no lo aguanto. No aguanto esta vida insulsa, ser como un robot: trabajar, comer, dormir, despertarse; trabajar, comer, llegar a casa, dormir y otro día más. Necesito respirar.

Cojo aire, me levanto de la cama, me tomo un vaso de coñac, la única bebida que me queda en casa, la que guardo para cuando viene mi padre a visitarme. Me vuelvo a tumbar y duermo hasta que suena el despertador a las 7. Me levanto. Salvada, un día más.

11 Meses después:

El reloj del despertador brilla con toda su intensidad, son las 5 de la mañana, estoy temblando, no me puedo levantar, no me tengo en pie. Sólo puedo dar vueltas en la cama y sentir el sudor frío. Me digo a mi misma que sólo tengo que esperar una hora más para bajar a “Los paisanos” que abre a las 6 y 30.

Mi vida es un desastre, no tengo trabajo, vuelvo a vivir con mis padres, no paran de atosigarme con que no llevo una vida normal. Sólo deseo que pasen los minutos para poder irme, beber una copa o dos y poder volver a casa; recoger el cuarto y hablar un poco con mi madre, que vea que todo va bien.

No sé cómo he llegado a este punto. No sé qué hacer para estar mejor, mi único consuelo es beber un poquito más, calentarme, estar serena, tener fuerzas para empezar el día. Sólo con un par de copitas de coñac. Ya sé que no puedo seguir así, mañana ya no bebo más, no bebo más, de verdad.

AUTOR:   MIRIAM CASTILLA BLÁZQUEZ

2 comments

  1. El alcohol,, es malo y dañino! Solo, tiene que ver las cosas, que hacer, con el alcohol,,que sin BEBER! no harías! Ni DIRIAS! yo soy de BEBER! Y MUCHO! Hasta, que haces , ya unos AÑOS, no me sienta,, tan BIEN,, muchas tonterías). Y mucho gasto, de DINERO!!!
    Y, decidido,, BEBER , Menos!! Eso lo tengo muy claro!!! BEBIDA! DE BAJA, GRADUACION! Y si DEJARA! DE BEBER MEJOR!! PERO ES DIFÍCIL,, NO ES FACIL!!

  2. Es increíble el sufrimiento que pasamos al beber alcohol. Y lo vemos como la mayor fiesta. De desaparecer de nuestra rutina. Nuestro auticastigo. Yo llevo doce meses sin beber. Y os puedo asegurar. Qué cuando decides hacerlo. Todo cambia a bien. Ordenas tu vida. Te enfrentas a los problemas. Lo primero que me dado cuenta es que recuerdo las cosas mucho mejor que antes. El dinero que no gasto. Eso de encontrarme mal bueno mal no fatal al día siguiente no existe. He perdido peso. Vuelvo a dirigir mi vida. No tengo esa depresión por lo que hice el día anterior. Ya que hice muchas idioteces. Desde acostarme con personas que no quería hasta caerme en dos ocasiones y lo peor coger el coche toda borracha. De verdad os digo que merece la pena no beber. Hazlo por ti mismo. Quiérete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *